Los vídeos virales más divertidos para tu móvil

No hay barreras para el amor

Este gato y este perro nos demuestran que no se le pueden poner barreras al amor… al menos si una de las partes es un ágil felino sin miedo a las alturas. ¿No se supone que estos dos no se llevan bien?